>

Noticias falsas sobre el coronavirus que han terminado en tragedia

¡Ojo! Estos son ejemplos reales del daño que puede causar compartir información engañosa.

La información falsa se dispara cuando aparecen coyunturas complejas como la del nuevo coronavirus. Curas milagrosas que son un peligro para la salud, químicos que aún no han sido probados para prevenir el contagio y teorías de la propagación del virus que son infundadas han generado todo tipo de acciones insólitas de la gente.

Algunas han sido violentas y otras han llevado a la muerte a quienes creyeron ciegamente en noticias o declaraciones que no se atrevieron a confirmar.

Lamentablemente, muchas de estos datos engañosos han sido compartidos por figuras públicas de gran resonancia mediática, como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En marzo de este 2020, Trump participó en una conferencia de prensa en la que destacó las supuestas ventajas contra el coronavirus de la hidroxicloroquina, un medicamento utilizado para tratar a pacientes con malaria.

“Se ve como algo muy alentador, con resultados iniciales muy, muy alentadores. Podríamos hacer que este medicamento esté disponible casi de inmediato”, señaló el mandatario.

Aunque aún no hay pruebas fehacientes de que la hidroxicloroquina y la cloroquina, un componente parecido a esta, tengan efectos positivos en los pacientes contagiados con la pandemia, Trump ha defendido su uso en varias ocasiones. De hecho, hace poco tiempo reveló que la consumía por prevención (cosa que tampoco tiene un sustento científico).

Después de ver sus declaraciones, una pareja de ancianos estadounidenses resolvió que lo mejor para cuidarse del virus era probar este químico. Recordaron que tenían un desparasitante para peces que lo contenía y se lo tomaron.

“Yo empecé a vomitar. Mi esposo tenía problemas para respirar y quiso apretarme la mano”, le dijo la mujer intoxicada a la cadena de televisión ‘NBC‘, que registró lo sucedido. Más tarde, ella tuvo que ser internada en el hospital y su esposo falleció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *